Cuando una pareja tiene problemas a la hora de tener un hijo a menudo acuden a la inseminación artificial para así asegurar sus posibilidades de concebir.

Cuando el semen procede de la pareja de la mujer que se somete a la inseminación, este dona su semen para que desde un laboratorio se seleccionen aquellos espermatozoides con una mejor movilidad para aumentar las posibilidades de que lleguen al óvulo.

En Instituto Grimalt lo único que hacemos es atender a una necesidad cada vez mayor y que llevan un largo tiempo de infertilidad ofreciendo la posibilidad de una inseminación artificial o donación de óvulos.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted